Busaniche: «Si la ciudadanía no toma conciencia, estamos fritos»

Foto: Mercedes Pardo.

Una de las movilizaciones más convocantes de los últimos años en Santa Fe fue la de este 19 de octubre, cuando miles de mujeres, y muchos varones, colmaron la plaza de Mayo local al grito de «Ni una menos, vivas nos queremos».

Mabel Busaniche, una de las militantes feministas más reconocidas de la ciudad e integrante de la Multisectorial de Mujeres, reflexionó en Pausa en el Aire sobre este día histórico: «Me quedo con buenas sensaciones a pesar del dolor, y de entender que esto va a continuar. Pero si, me quedo con esa sensación de que la ciudadanía está respondiendo, a pesar de que se armó muy rápido, que pensamos que Santa Fe no iba a responder al paro porque no habíamos tenido tiempo de comunicarlo, de trabajarlo con los gremios, pero a pesar de eso las respuestas fueron muy interesantes. En muchos lugares esa hora fue tomada para realizar asambleas, para trabajar el tema, como en la municipalidad, la Legislatura, en la Universidad».

Para Busaniche resulta central que un tema como el de la violencia de género genere el involucramiento de toda la sociedad y no sólo de los grupos feministas que desde hace años vienen trabajando en el tema.

"Ser feminista es luchar para transformar la realidad", afirmó Busaniche.
«Ser feminista es luchar para transformar la realidad», afirmó Busaniche.

«Podemos pedirle al Estado todo, quejarnos que faltan cosas, que hay otras que no funcionan como deberían,  todo eso hay que hacerlo, pero si no tenemos una ciudadanía que va tomando conciencia estamos fritos. Hay que motivar a los varones a que se junten para conversar sobre estos temas, que no solamente lo miren, tienen que repensarse y encontrar ellos también las causales de por qué los varones matan a las mujeres. Hay todo un proceso por hacer para que esto vaya cambiando y revirtiéndose. Apostamos a cambios culturales que son ancestrales; una cultura patriarcal no cambia sólo porque el Estado se mueva y haga acciones al respecto. Nos tenemos que mover nosotros, los ciudadanos, en las familias, tener otro discurso, quejarnos, no naturalizar nada, tenemos que acostumbrarnos a, en lo cotidiano, ir transformándonos, porque si no esto no cambia».

Aunque el tema está cada vez más en agenda, los femicidios siguen ocurriendo, con más frecuencia y, en muchos casos, con mayor virulencia. «El patriarcado reacciona y contraataca a partir de la pérdida de poder que va teniendo», explica Busaniche. «En 30 años las mujeres hemos cambiado, ya no somos las mismas, estamos en todos los espacios, disputamos espacios de poder y todo eso molesta, molesta mucho, y por eso hay que matar».

Consultada sobre los cambios que observa en la sociedad respecto de las mujeres y el movimiento feminista, comentó: «Cuando yo volví del exilió en el ’85, acá no había nada de nada en cuanto a la lucha de las mujeres, que ya comenzaba a verse en otros país de Latinoamérica. Acá nadie hablaba de feminismo, era empezar de cero. Hoy somos una cantidad enorme de mujeres, en un Encuentro donde hay una juventud en alza que se llama feminista porque entendieron que ser feminista es luchar para transformar la realidad. Los cambios son abismales, por eso se vive este contraataque, porque si nos hubiésemos quedado como en el ’85, sin movilizar, sin pedir leyes, no pasarían estas cosas. Los femicidios vienen por esa ruptura en las asimetrías de poder».

pausa en el aire

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí