Marcando la historia

Los Iconoclasistas coordinan un mapeo colectivo de Santa Fe.

Pablo Ares y Julia Risler, los Iconoclasistas, dieron un taller en el Rosa Galisteo con el objetivo de producir un mapeo colectivo de Santa Fe que integre la muestra Inventario. Durante los dos primeros días de trabajo, la propuesta habilitó diagnósticos, análisis y propuestas de soluciones para las distintas problemáticas que fueron quedando en evidencia con el correr de las charlas y las puestas en común. Risler le comentó a Pausa: “Está siendo un trabajo muy lindo porque es un trabajo en proceso y en cada sesión crece tanto en la información y en la mirada sobre la ciudad de Santa Fe, como también la profundización de ciertas temáticas. Como vamos trabajando en los mapas en capas que van superpuestas, la gente mira lo que se marcó en la sesión anterior y va completando y corrigiendo la información, o directamente tomando casos testigo o escenas muy clave para trabajar estas dimensiones propuestas en el taller, que son las prácticas y espacios sociales y culturales existentes, los deseables y también una serie de problemáticas clave que afectan el territorio y lo van modelando.”

La disputa del espacio público, que enfrenta a los sectores populares y el plan de ciudad propuesto por las últimas gestiones, fue uno de los puntos sustanciales de las discusiones: cuestiones de movilidad, como la falta de ciclovías y el mal estado de las existentes; la presencia de las fuerzas policiales en barrios periféricos y su consecuente ola de violencia institucional; y la poca presencia de espacios culturales en zonas marginadas, como hacia el norte de la ciudad, donde es cuanto menos muy difícil encontrar un escenario para los artistas,  son algunas de las zonas identificadas dentro de aquella primera gran división entre el Estado y el grueso de sus ciudadanos. Asimismo, siendo que Santa Fe es un polo de educación importante, sorprendió la ausencia de profesionales orientados más específicamente a trabajar sobre estas problemáticas de corte social.

iconocla2
«La idea es poner los proyectos en escena, imaginarlos, prefigurarlos, quizás se hacen o no, eso ya no depende de nosotros, pero la idea es enseñar a cómo pensar anticipadamente un proyecto de mapeo colectivo”.

Ya en sintonía con “lo deseable”, Risler dijo que “empezaron a surgir proyectos para trabajar, que ojalá se concreten, ya no depende de nosotros sino de la organización de la gente. Surgió con mucha fuerza el tema del río, de la convivencia con el río, el derecho al río y no estar todo el tiempo luchando en contra, para frenarlo sino de convivir con él, aprender sobre él. Hasta se llegó a hablar de una escuela de saberes sobre el río, que tiene que ver con socializar oficios propios del lugar, como el pescador, el junquero, el lumbrero, para poder trasladarlo, no transmitirlo al resto de la gente. Está siendo un proceso hermoso.”

De movida, había actividades previstas para los sábados 5 y 12 pasados, pero finalmente se agregó una fecha más en la que “la idea es presentar el trabajo que venimos haciendo hace diez años, contar los procesos: cómo pasar del taller de mapeo a la construcción de dispositivos de comunicación, intervención y transformación a partir de distintas experiencias. Después, en la parte más de taller, trabajar con la gente a partir de inquietudes que traigan y diseñar un proyecto. Hay una ficha nuestra que trabajamos con las distintas organizaciones donde planteamos puntos básicos para pensar antes de llegar al territorio: qué es lo que quieren trabajar, objetivos, con quién, durante cuánto tiempo, para qué. La idea es poner los proyectos en escena, imaginarlos, prefigurarlos, quizás se hacen o no, eso ya no depende de nosotros, pero la idea es enseñar a cómo pensar anticipadamente un proyecto de mapeo colectivo”.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí