Renunció Muse Chemes, el juez que absolvió a un padre violador

El juez penal de la ciudad de Vera, Nicolás Muse Chemes, presentó su renuncia ante la Corte Suprema de Justicia. La presentación fue realizada la semana pasada y tendrá que ser analizada por el máximo tribunal de Justicia.

Muse Chemes fue el magistrado que en 2011 intervino en el caso conocido como C.E.R (las iniciales de la víctima), donde una joven de 19 años, oriunda de Reconquista, denunció a su padre por violarla a ella y a sus hermanas durante años. El juez absolvió al hombre. Aquel fallo, que se ganó criticas de múltiples sectores y movimientos sociales, en 2012 terminó siendo confirmado por un tribunal de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Vera.

Por entender que las decisiones judiciales estuvieron fundadas en base a concepciones discriminatorias y a estereotipos de género, las organizaciones locales Cladem e Insgenar presentaron contra el Estado Nacional, una petición ante el comité de la ONU que promueve la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW).

El Comité admitió el caso, consideró que la sentencia judicial estaba viciada de prejuicios sexistas, y ordenó tomar una serie de medidas.

Reparación histórica

El pasado viernes el gobernador Miguel Lifschitz presidió un acto de reconocimiento público de disculpas a la víctima por haber sido discriminada en razón del género en la Justicia, según explicaron desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

“Hoy estamos asumiendo las responsabilidades del Estado. Podríamos decir que ocurrió en otro momento, en otro Poder, que no somos responsables directos, pero prefiero pensar que todos tenemos alguna responsabilidad por no haber actuado a tiempo, por no haber escuchado, por no haber hecho lo que estamos haciendo ahora, antes; por no haberlo hecho en otros casos parecidos, por haber esperado una resolución de las Naciones Unidas, por no haber aplicado todavía una sanción a los funcionarios judiciales que cometieron este atropello”.

Las disculpas públicas que realizó el gobernador Miguel Lifschitz, como máxima autoridad de la provincia, dan cierre a la demanda y concretan un acto de reparación histórica que incluyó también el otorgamiento de una vivienda y un empleo a la joven denunciante.

“Estoy aquí para decirles a las mujeres que se puede salir, a pesar de las personas que nos hacen tanto daño. A pesar que una piense que no hay escapatoria, les digo que sí, que podemos y que somos como una perla cubierta de cristal: pudieron destruir el cristal, pero no la perla valiosa que somos”, expresó C.E.R. al tomar la palabra.

«Quiero que podamos creer que hay justicia; tiene su tiempo, pero hay. Tal vez no la justicia que una víctima quiere, pero hay justicia. Hoy, muchos profesionales que nos pueden acompañar, nos pueden contener. Hoy soy feliz», concluyó la joven.

Oscuro prontuario

Además del caso de C.E.R., Muse Chemes también absolvió, en 2016, a nueve personas que fueron juzgadas como promotoras de la prostitución infantil en fiestas «vale todo», organizadas en la vivienda de Nilda Emilia Clementina Sánchez, una ex empleada judicial.

Aquel fallo fue revocado un año después por un tribunal de segunda instancia de la Cámara de Apelaciones de Santa Fe, que estuvo conformado por los jueces Carlos Renna, Sebastián Creus y Martha Feijoó. Los mismos condenaron a Bibi Sánchez y a otros ocho hombres que participaron de una orgía con menores de edad.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí