Efecto pandemia: hay 18.500.000 argentinos en la pobreza

Foto: Mauricio Centurión.

Según el Indec, el 40,9% de los argentinos es pobre. La indigencia, no tener ni para comer, llega al 10,5%. Es una muy fuerte suba respecto del año pasado, que revela el impacto directo del coronavirus. El 56% de los niños son pobres.

La pobreza en el primer trimestre alcanza al 40,9% de los argentinos (30,4% de los hogares), mientras que es indigente un 10,5% de la población (8,1% de los hogares o 4.700.000 personas, siguiendo las proyecciones de población del Indec). El sector más afectado es el de los niños. El 56,3% de la población de 14 años o menos es pobre.

Las cifras representan un importante salto respecto del último semestre de 2019 (variación continua) y del primer semestre de 2019 (variación interanual). En todos los casos es imposible separar los resultados respecto del efecto de la pandemia en la economía, tanto de nuestro país como del mundo. En la comparación interanual, la pobreza creció 5,5 puntos porcentuales y la indigencia 2,8 puntos. Respecto de diciembre de 2019, la pobreza creció 5,4 puntos porcentuales y la indigencia 2,5 puntos.

En trazo grueso, según las estimaciones de población del Indec, unos 2.500.000 argentinos se convirtieron en pobres en el último semestre, mientras que 1.100.000 se sumaron a la indigencia.

Pero, además, los pobres se hicieron mucho más pobres. El ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $25.759, mientras que la Canasta Básica (línea de pobreza) alcanzó los $43.785, por lo que la brecha –la distancia entre los ingresos de un hogar pobre y la línea de pobreza– se ubicó en 41,2%, el valor más alto de la serie por cuarto semestre consecutivo. «De esta manera, no solo hubo un aumento en la incidencia de pobreza respecto del segundo semestre de 2019, sino que la situación de las personas
bajo la línea de pobreza empeoró», expresa el Indec en su informe.

La provincia y el país

En Santa Fe, la pobreza es de 42,6% y en Rosario del 41,8%, mientras que la indigencia es del 10,9% y el 13,3%, respectivamente. En personas: hay 226.866 pobres en el Gran Santa Fe, de los cuales 58.150 no les alcanza para comer; en Rosario los pobres son 551.802 y los indigentes 176.166.

El impacto del virus fue total. En diciembre de 2019, la pobreza estaba en el 34,4% en Santa Fe, subió 8,2 puntos porcentuales, mientras que la indigencia era del 7% (subió 3,9% puntos). En Rosario, la pobreza era de 35% (subió 6,8 puntos porcentuales) y la indigencia 7,3% (subió 6 puntos).

En personas, eso quiere decir que en Santa Fe unas 44.392 personas se convirtieron en pobres en los últimos seis meses y que 20.822 personas más cayeron en la indigencia. En Rosario hay 90.912 pobres nuevos y 80.205 indigentes nuevos.

Como es tristemente habitual, la entrerriana Concordia presenta la peor cifra de pobreza del país: el 52,2% es pobre, el 12% indigente. Le sigue el Gran Resistencia (48,7% de pobreza, 18,2% de indigencia, la tasa más alta de personas que no tienen para comer) y el conurbano bonaerense (47,5% de pobreza, 13,6% de indigencia). Luego vienen Salta (45,5%), Santiago del Estero (42,9%) y Santa Fe.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí