Jujuy: impiden asumir a diputado del FIT y reprimen a manifestantes

En la Legislatura jujeña se está frenando la posibilidad de que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores rote su banca, tal como acostumbra esa fuerza política. El viernes hubo una manifestación a favor del FIT y la policía provincial respondió con represión.

Los bloques mayoritarios de la Cámara de Diputados jujeña (UCR-PJ) impiden desde mayo pasado la asunción del diputado Gastón Remy (PO), del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. La Cámara Baja de esa provincia se niega a tratar la renuncia del legislador Iñaki Aldassoro (PTS). De esta manera se obtura la posibilidad de que se roten las bancas entre las fuerzas que conforman el FIT: tal es la tradición que sostiene esa alianza política en los ámbitos legislativos. En este contexto, el gobierno de Morales reprimió a quienes se manifestaron a favor de Remy.

El FIT denuncia que la orden de no tratar la renuncia de Aldassoro proviene del propio Gerardo Morales. Entienden que esta decisión responde a la militancia de Remy en apoyo de los trabajadores del ingenio Ledesma, propiedad de la familia Blaquier, una de las más influyentes de Jujuy. Este viernes en la sesión de diputados las organizaciones de izquierda se movilizaron a la Legislatura para exigir el tratamiento de la renovación de bancas, pero la policía reprimió a los diputados del Frente de Izquierda y a las personas que apoyaban.

“Por estar junto a los obreros azucareros de Ledesma que dieron una dura pelea con sus familias contra Blaquier, el verdadero jefe de Morales. Por eso no quieren que asuma” expresó en sus redes Gastón Remy.

El FIT tiene una tradición de rotar las bancas en los ámbitos legislativos entre los distintos partidos políticos que lo integran. Así cada dos años un diputado renuncia para que asuma otro y que el escaño gire entre el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialista (PTS) e Izquierda Socialista. En 2017 más de 60 mil jujeños y jujeñas votaron al Frente de Izquierda contra el bipartidismo jujeño.

Palo policial

El viernes último la Legislatura jujeña volvió a sesionar luego del receso. Sin embargo, los bloques mayoritarios de la Cámara (PJ y UCR) no cumplieron su promesa de tratar ese día la renuncia de Aldassoro.

El diputado provincial Alejandro Vilca denunció que «los presidentes de los bloques de la UCR y del PJ Alberto Bernis y Pedro Belizán, mintieron en la última sesión del mes de diciembre, cuando se comprometieron en el recinto a garantizar la asunción de Remy en la próxima sesión, luego de movilizaciones y hasta el encadenamiento del mismo Remy».

En la explanada de la sede legislativa un grupo de manifestantes apoyaba al FIT. En ese marco, la policía provincial reprimió y golpeó a Remy, a Aldassoro y también a la diputada Natalia Morales y a la concejala Andrea Gutiérrez, ambas del PTS-FIT.

«En Jujuy la lucha por las libertades democráticas se liga directamente a la pelea por el salario, el trabajo, la educación, la salud, la vivienda. Hay presos políticos, diputados que no pueden asumir, represiones y persecuciones en cada movilización con el Código Contravencional en la mano y una Justicia adicta y armada por el gobernador», manifestaron desde el FIT.

En ese sentido, el frente político concluyó: «Su mensaje es claro: si te organizas, palo. Si te juntas a tomar una cerveza con tus amigos del barrio, palo. Si luchas, palo. Si reclamas tu derecho legítimo a asumir una banca respaldada por el voto de más de 60 mil personas, palo».

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí