Xuxa encabeza un pedido de juicio político contra Bolsonaro por su manejo de la pandemia

La cantante encabeza el movimiento Vidas Brasileñas, una organización de la sociedad civil que presentó el pedido de juicio político en la Cámara de Diputados. La pandemia y el negacionismo de Bolsonaro ya dejaron casi medio millón de muertos en Brasil.

La legendaria cantante brasileña Xuxa encabezó un nuevo pedido de juicio político en la Cámara de Diputados para que el presidente Jair Bolsonaro sea destituido por su manejo de la pandemia de coronavirus, que ya dejó 452.031 muertos y 16.194.209 contagios.

«Soy parte de este movimiento, somos ciudadanos brasileños de todos los ámbitos sin motivación partidaria e ideológica. Queremos salvar vidas», señaló la artista en un video publicado en su perfil de Instagram en el que explicó qué es y quiénes conforman el movimiento Vidas Brasileñas, la organización de la sociedad civil que presentó el pedido.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Xuxa Meneghel (@xuxameneghel)

«Este Gobierno es el principal responsable de tantos fallecimientos y por eso presentamos una solicitud de juicio político del presidente de la República por crímenes de responsabilidad», agregó Xuxa. La organización publicó un documento de 42 páginas que explica los presuntos delitos adjudicados a Bolsonaro y que ya cuenta con más de 630.000 firmas.

«La práctica intencional y reiterada de crímenes de responsabilidad por parte del presidente hace necesaria la actuación del Poder Legislativo, que tiene competencia para fiscalizar las acciones del Poder Ejecutivo y debe actuar para proteger la integridad de nuestro orden constitucional, así como para proteger la salud y la vida de la población», se indica en el texto.

Los manifestantes denuncian su indignación por «los actos y omisiones del Gobierno federal, que no ha podido combatir la pandemia ni garantizar la vida y la salud de la población».

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro desestimó la gravedad de la enfermedad, presionó a gobernadores de distintos estados brasileños para levantar las restricciones sanitarias y hasta denostó e insultó a los ciudadanos preocupados por su salud en medio de un desborde de casos y un colapso sanitario sin precedentes.

De acuerdo con una investigación de la Agencia Pública de Investigación Periodística, desde que Bolsonaro comenzó a gobernar en enero de 2019 más de 500 organizaciones han presentado 117 pedidos de juicio político ante la Cámara de Diputados, de las cuales seis han sido rechazadas y el resto está pendiente de resolución. Los datos lo convierten en el presidente brasileño con mayores solicitudes de destitución de la historia.

En este nuevo pedido, además de Xuxa, otras personalidades que promueven la destitución de Bolsonaro son el filósofo indígena Ailton Krenak; el músico Chico César; la periodista Cristina Serra, el comediante Fábio Porchat, el youtuber Felipe Neto, el teólogo Hermes Fernandes, la actriz Julia Lemmertz, el sacerdote Julio Lancellotti, la activista feminista Ligia Bahia, el astrónomo Marcelo Gleiser, el escritor Raduan Nassar, el médico Vanderson Rocha, la concejala trans Verónica Brasil y el exfutbolista Walter Casagrande.

Un desquiciado

El pasado domingo, tres días después de decir que ha vuelto a tener síntomas de Covid 19, Bolsonaro realizó un paseo en moto por Río de Janeiro. El gobierno de la ciudad estimó que entre 10.000 y 15.000 personas participaron en la manifestación.

Al final del recorrido, sin mascarilla, el mandatario se dirigió a los asistentes y criticó las medidas restrictivas adoptadas por los gobiernos estaduales para contener la pandemia y aseguró que puede tomar «todas las medidas necesarias» para garantizar la libertad de la población. Definió a la pandemia como «un problema gravísimo del pasado».

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí