Tras el último cierre por pandemia, vuelve a recuperarse el trabajo privado registrado

Foto: Mauricio Centurión

Los datos de julio sobre trabajo registrado muestran una recuperación, propia de la retirada de la segunda ola de coronavirus. La construcción ya está en niveles pre pandemia, la industria supera las cifras del macrismo. El comercio y la hotelería mejoraron, pero siguen hundidos.

Una fuerte caída en abril y mayo que se estabilizó en junio y, finalmente, en julio el trabajo registrado privado tuvo un repunte. Actualmente se encuentra por encima de los niveles de abril de 2020, pero todavía está lejos de los niveles de febrero de 2020, la pre pandemia. El coronavirus tuvo un impacto terrible, a la fecha son más de 161 mil los trabajadores privados que perdieron su empleo registrado. Una cifra tremenda que sólo empalidece ante los más de 233 mil que lo perdieron durante todo el ciclo macrista.

Sí, el gobierno de Mauricio Macri pegó más que la pandemia. Igual, a esta altura poco importa: la crisis del empleo registrado en el sector privado es muy profunda. Se hace difícil imaginar en qué momento la recuperación pueda saldar todo lo perdido por el coronavirus y el macrismo. Años y años de pérdida.

Actualmente, el sector más dinámico de la economía, la industria, hasta supera la cantidad de trabajadores registrados de agosto de 2020. Apenas fue afectada la recuperación por los cierres de 2020 y 2021. Casi 169 mil trabajadores industriales que perdieron su empleo registrado durante el macrismo, más de 18 mil lo van recuperando con el gobierno de Alberto Fernández. La comparación de las curvas es taxativa: en el ciclo 2015-2019 hubo un decidido ataque al trabajo industrial.

Donde también se evidencia una potente recuperación es en la construcción, un sector donde es difícil saber si los cambios expresan una reactivación o un blanqueo: al primer trimestre de 2021, el 74,8% de los trabajadores de la construcción no estaban registrados. Es una cifra para atender en el marco del modelo de flexibilización de los despidos que propone Juntos por el Cambio. La «libreta de desempleo» de los albañiles es el método forzoso de un sector con el más alto nivel de precarización, superior incluso al del trabajo doméstico, que se ubica en 70,8% para el mismo período. Toda una pintura de la vida familiar en las clases populares.

Como sea, la cantidad de trabajadores registrados en la construcción ya superó la cifra de marzo de 2020. Probablemente para este mes pueda haber superado los niveles pre pandémicos.

Donde todavía no llega la reactivación es en los sectores más impactados por el coronavirus: el comercio, los restoranes y la hotelería. El repunte estacional del verano tuvo el sablazo de la segunda ola. La cantidad de trabajadores se redujo a los niveles de 2010, un salto atrás demoledor. En julio se nota un leve repunte, pero todavía hay un pérdida de más de 107 mil empleos registrados desde el inicio de la pandemia.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí