Convocan al encuentro de fútbol por la igualdad "¡Viva la Pepa!"

El Día de la Visibilidad Lésbica conmemora el lesbicidio de Pepa Gaitán, ocurrido en 2010.

La actividad es organizada por el gobierno de la provincia, en el marco del Día de la Visibilidad Lésbica.

El gobierno de la provincia de Santa Fe, a través del Ministerio de Igualdad, Género y Diversidad, invita a participar del encuentro de fútbol amateur por la igualdad “¡Viva la Pepa!”, a realizarse en el marco del Día de la Visibilidad Lésbica, que fue el pasado 7 de marzo.

En la ciudad de Santa Fe el encuentro será el 20 de marzo, a las 10 horas, en el Camping Unión de Empleados de Comercio (CUEC) (Av. Blas Parera 9900). Las inscripciones pueden realizarse hasta el día 17.

Para inscribirse y participar -de manera abierta y gratuita- es importante tener en cuenta que cada equipo deberá tener siete participantes, mayores de 18 años y que la actividad está orientada a mujeres y diversidades. Las inscripciones se realizan a través del Whatsapp 342-5901037.

El encuentro de fútbol por la igualdad busca generar un espacio de encuentro, aprendizaje, promoción de derechos e inclusión a través de la competencia amateur.

“En esta jornada, pretendemos abrir un espacio de visibilización del colectivo de mujeres y diversidades donde se pueda disputar los espacios que siempre fueron territorio de varones, a través del deporte como promotor de derechos e inclusión para seguir promoviendo la igualdad en todo el territorio provincial”, explicó la subsecretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad, Nerea Tacari.

En memoria de la Pepa Gaitán

Cada 7 de Marzo en Argentina se conmemora el Día de la Visibilidad Lésbica. En esta fecha se recuerda a Pepa Gaitán, víctima de un crimen de odio en el año 2010 en la ciudad de Córdoba. Pepa tenía 27 años y era trabajadora social informal. Acompañaba a los niños y niñas del barrio Parque Liceo, un barrio humilde de la periferia de la ciudad de Córdoba, sitio en donde vivía.

El padrastro de su novia la asesinó por ser lesbiana, disparándole con una escopeta en la puerta de su casa. El repudio social y fuerte activismo del colectivo LGTBIQ+ permitió visibilizar este hecho como un crimen de odio en todo el país. El caso se convirtió en una bandera de lucha por la igualdad y la no discriminación.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí