La cálida ruta

Por Mariano Quirós No hace falta un frío polar, con un mero fresquete alcanza. Hay que estarse prevenido. Si es posible, llevar un par de...

Charlas

A las nueve y media, el supermercado está lleno de gente que quiere volver a su casa con comida. Para la mayoría, el día...

Te voy a explicar qué es naturalizar algo

Mi hija nació en el que fue el mejor año del siglo XX. Volvía la democracia después de los años de hierro de la...

Ana María

Otro yo mismo, por Mari Hechim La repetición monótona de las tardes de verano, con ese calor seco que resquebraja la piel, se viven en el...

El relato

La calle, por José Luis Pagés Una vez escribí un cuento tan  ridículo que mis mejores amigos –todos menos ella– me abandonaron. Moríamos de hambre y...

Los libros, los boludos y un Cristo

Variopinta, por Federico Coutaz Boludo es el que presta libros y el que los devuelve, cada tanto repite alguien con la sonrisa estúpida de los que...

Sean eternos

Por suerte este mundial tiene un nuevo momento Messi. Un poco más grande y cada vez más Diego. Tan rosarino que enamora. De pronto...

Silbidos

Resonancia magnética, por Santiago Venturini No sé silbar. Más de una vez seguí los consejos técnicos –posición de la boca, manejo del aire, ayuda de los...

El trabajo de la muerte

La calle, por José Luis Pagés “Encontré los cuentos. Está ese de la gallina y el del bisonte también…”, dice, aunque sabe que Irma, lectora de...

Adelina, como encendida

La señora Adelina todavía no termina de entender cómo pudo haber pasado. Lo primero fue torpeza, sin dudas, un accidente, no sabe en qué...