Coronacrisis: un repunte en el marco de una contracción que atrasó la economía 11 años

Foto: Mauricio Centurión

El tercer trimestre estuvo un 12,8% arriba del segundo. La economía levanta por el consumo y la inversión, pese a que en la comparación con 2019 está un 11,8% abajo en lo que va del año. Argentina tiene hoy el mismo PBI que en 2009. Repunta el uso de la capacidad instalada industrial.

La pandemia destrozó la economía Argentina, según los datos del Indec. El tercer trimestre de 2020 estuvo un 10,2% abajo del tercer trimestre de 2019. Más todavía: al tercer trimestre de 2020, el PBI es prácticamente el mismo que el del tercer trimestre de 2009, en pleno impacto de la crisis internacional y con un país 11 años más chico. Todos los datos marcan un cataclismo, pero está pasando: en el último trimestre hubo un crecimiento del 12,8% respecto del segundo trimestre (cuando la caída fue del 16% con impacto pleno de la cuarentena). Así, la economía nacional pasó de estar un 12,5% abajo de 2019 a un 11,8% abajo. Probablemente, el año cierre con una histórica caída internanual total del 10% del PBI.

Todos los indicadores dan para atrás. Internanualmente, el consumo privado cayó 14,7%, el público 6,5%, las exportaciones 17% y la inversión 10,3%. Sin embargo, en la comparación con el trimestre anterior el consumo privado –lo que explica la mayor parte del PBI– aumentó 10,2% y la inversión un importantísimo 42,9%. Hay reactivación en curso.

Por sectores

De los 16 sectores que conforman el PIB, en 14 de ellos se observó una disminución de su
actividad en el tercer trimestre respecto del mismo período del año pasado. El sector que más cayó es el de los hoteles y restaurantes (-61,5%), seguido de la merma del -53,8% en «Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales», el rubro que explica a clubes, centros culturales y actividad artísticas, entre otras. Después viene la construcción, con una merma del -27%. Cabe destacar que hotelería, restaurantes y construcción son sectores con fuerte impacto en el empleo popular.

Capacidad instalada

También el Indec publicó su reporte sobre la utilización instalada industrial. Por primera vez en 2020 se rompió la barrera del 60%. En octubre se utilizó el 61,8% de la capacidad instalada industrial, menos que el 62,1% utilizado en octubre de 2019 pero muchísimo más que el 42% de máquinas operativas que se registró en lo más duro del parate, abril.

Los bloques sectoriales que presentan niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son los productos minerales no metálicos (77,6%), industrias metálicas básicas (71,3%), sustancias y productos químicos (69,3%), papel y cartón (66,1%), refinación del petróleo (64,3%) y productos alimenticios y bebidas (63,7%). Los bloques sectoriales que se ubican debajo del nivel general son edición e impresión (55,7%), productos del tabaco (54,5%), productos de caucho y plástico (54,2%), metalmecánica excepto automotores (54%), productos textiles (48,0%) y la industria automotriz (40,3%).

Merece destacarse la mayor actividad internanual en la producción de materiales para la construcción, electrodomésticos y maquinaria agrícola: indican por donde se está reactivando el país. La metalmecánica, excepto automotores, tiene un nivel de utilización de la capacidad instalada de 54%, superior al registrado en octubre del año anterior (47,3%). Se debe al crecimiento de la producción de maquinaria agropecuaria y de aparatos de uso doméstico. La fabricación de maquinaria agropecuaria exhibe un crecimiento de 81,2% respecto del mismo mes del año pasado y la producción de aparatos de uso doméstico presenta un incremento de 38% para la misma comparación.

Por otro lado, los productos minerales no metálicos registran un nivel de utilización de la capacidad instalada de 77,6%, superior al de octubre del año anterior (72,2%), como consecuencia del crecimiento de las producciones de cemento, vidrio, placas de yeso y ladrillos huecos.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí