Pequeña alza en la utilización de la capacidad instalada industrial

El uso de maquinarias industriales instaladas fue de 57,2%. Estuvo en enero por encima de enero de 2020 y 2019. Si bien es habitualmente un mes de parate para mantenimiento, sigue siendo una cifra baja.

Según el Indec, Noviembre, diciembre y enero ya marcaron cifras superiores en la utilización de la capacidad instalada industrial contra los mismos meses de 2020 y 2019, en el lejano mundo de la pre pandemia. Las cifras de esos tres meses –63,3%, 58,4% y 57,2% de uso de la maquinaria, respectivamente– distan de mostrar una industria reactivada, pero son mucho mejores que las de 2019-2020 –60,7% noviembre de 2019, 56,9% diciembre y 56,1% enero de 2020– y que las de 2018-2019 –63,3%, 56,6% y 56,2%–, en plena gestión macrista.

Las cifras siguen siendo bajas, aun en un mes en el que las máquinas se paran para mantenimiento. Sin embargo, como se ve, el 2021 pandémico es mejor que el 2019 macrista.

Los repuntes se observan en alimentos y bebidas (sube de 58,6% a 60%) y en caucho y plástico, de 45,1% a 52,6%, minerales no metálicos, 54,4% a 71,1%, que es casi plena ocupación, metales básicos, 61,5% a 70,7%, automotriz, de 26,3% a 31,4%, y metalmecánica, de 34,6% a 41,4%. En la comparación con 2019, hay más sectores que tienen repunte, como textiles y refinación de petróleo. Es de destacar la caída vertical del tabaco: en enero de 2019 tenía activa el 83,9% de sus plantas, en enero de 2020 el 67,3% y en enero de 2021 el 49,3%.

El reporte del Indec señala que las industrias metálicas básicas exhiben una mejoría «a partir de la mayor actividad de la industria siderúrgica. En efecto, la producción de acero crudo registra una suba interanual de 24,3% en enero de 2021, según datos de la Cámara Argentina del Acero».

En el caso de la industria metalmecánica excepto automotores, «se destaca el incremento en el nivel de actividad de los fabricantes de maquinaria agropecuaria». Sobre los productos minerales no metálicos, la mejora se debe «principalmente de las subas interanuales en los niveles fabricados de artículos sanitarios de cerámica, ladrillos huecos, pisos y revestimientos cerámicos, placas de yeso y cemento. Los productos de caucho y plástico incrementaron el uso de maquinaria por «la mayor elaboración de manufacturas de plástico y de neumáticos». La industria automotriz fabricó más autos. El incremento en productos alimenticios se debe a la mayor molienda de granos: «la industria aceitera en el primer mes del año se vincula con la normalización de los procesos productivos, luego de haber estado afectados durante la mayor parte de diciembre pasado por problemas sindicales».

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí