En 2017 sigue bajando el consumo de carne de vaca

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva) dio sus datos a junio del consumo de asaditos, mondongos, osobucos y milangas: 2017 viene siendo el segundo peor año para los amantes de la vaca desde que hay registro. Desplazó en ese triste podio a 2016.

En 2016 el promedio anual de consumo de carne de vaca por habitante cayó un 4,78% respecto de 2015. En 2017 la tendencia no varió: la caída respecto de 2016 es de 0,9%. ¿Ola de veganismo o bolsillos agujereados? El resto de las cifras de la economía parecen indicar lo segundo.

Lo cierto es que los datos del Ipcva muestran que, en promedio, los argentinos comemos unos 4,61 kilos per cápita de deliosa vaquita por mes en lo que va de 2017. Comparado con los primeros seis meses de 2016 la cifra marca una mejora del 1,5%, después del desplome del primer semestre de 2016 respecto de 2015, que alcanzó un 7,16%. La diferencia en la comparación anual se debe a que los últimos seis meses de 2016 tuvieron un repunte en el consumo, que levantó el promedio general.

En la comparación del período enero a junio, 2017 es el tercer peor semestre desde hay registro, luego viene 2016 y después 2011. En la comparación de promedios anuales, 2017 viene siendo el segundo peor año desde que hay registro, superando a 2016 en el ránking negativo y quedando muy, muy cerca del 2011, el año en el que menos carne se comió según el Ipcva.

El consumo de carne de vaca en su piso histórico

Cabe destacar que, después de que en enero de este año se supiera que 2016 había sido el peor año para los consumidores de carne en la historia, equiparando las cifras de 2002, el Ipcva corrigió sus números desde 2010 a la fecha, otorgándole una nueva ubicación al año 2011. Antes del arreglo de las cifras del pasado –ya que las correciones dentro de los últimos meses son una práctica estadística habitual– el consumo promedio de carne en 2011 estaba consignado en 56,6 kilos por habitante. Tras la corrección bajó a 55,2. Esa nueva cifra producida recientemente por el Ipcva es la única más baja en la historia que los 55,3 kilos de carne per cápita promedio que los argentinos venimos consumiendo en 2017.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here