El movimiento de mujeres salió una vez más a la calle para gritar “basta de matarnos”. En el marco del Paro Nacional de Mujeres, se exigió por una justicia con perspectiva de género.

Casi no hubo mes durante este 2018 en el cual las mujeres, lesbianas, trans y travestis no realizaran marchas, manifestaciones y pañuelazos para exigir el fin de todos los tipos de violencia machista. Cuando la semana pasada se conoció el vergonzoso falló sobre el caso Lucía Pérez, las alertas volvieron a encenderse y quedarse quietas y calladas nunca es una opción.

Así, y casi contrarreloj, el lunes las asambleas feministas de todo el país decidieron convocaron a un nuevo Paro Nacional de Mujeres, el segundo de la historia del país, el cuarto sumando las convocatorias internacionales de 2017 y 2018.

Durante la mañana de hoy, con la bandera de la Mesa Ni Una Menos Santa Fe encabezando, una nutrida columna con una mayoría de mujeres vestidas de negro, marchó desde la Plaza San Martín hacia la Plaza de Mayo.

Aún con el poco tiempo con el que se contó para realizar la convocatoria, la marcha logró convocar más de dos cuadras de manifestantes, entre organizaciones sociales, políticas, gremiales y estudiantiles, entre otras.

El foco de los cánticos y las consignas fue el Poder Judicial, uno de los espacios institucionales que más se resiste a los cambios que el tiempo histórico, marcado por los reclamos en materia de derechos del movimiento de mujeres y disidencias sexual, le demanda.

Aunque el paro fue motorizado por el fallo misógino que dejó impune la muerte de Lucía Pérez, frente a los Tribunales santafesinos se recordó también a las víctimas locales. Se pidió justicia por Carla Rivas, Vanesa Castillo, Beatríz Ramos y Rosalía Jara; por la aparición de Natalia Acosta, por el travesticidio de Kuki Boneto aún sin resolución.

También se hizo referencia al caso de Bernarda Massolo -la joven quemada en Brasil por su pareja- y al cuádruple crimen de la familia Dusso. “Aún nos llena de indignación que no se tomaran las medidas preventivas después que Romina Dusso denunciara a Marcos Feruglio, el fiscal Andrés Marchi decide esperar y horas después cuatro integrantes de su familia son asesinados. Ante el pedido de destitución, el Ministerio Público de la Acusación lo rechaza, en una clara demostración de indiferencia frente a estos sucesos”, indicaron en el documento elaborado desde la Mesa NUM.

En el resto del documento, las mujeres indicaron:

“Todavía la pedagogía de la crueldad se escribe en nuestros cuerpos, todavía la justicia mira para otro lado, cómplice y cobarde, por eso nos vuelve a doler Lucia Pérez, Camila García y todas.

No dan tregua. Ni los femicidas, ni sus cómplices dentro del Estado y la justicia que le dan impunidad y nos revictimizan, como siempre han hecho los machos patriarcales esos que andan por la calle o los que tienen oficinas en edificios públicos. SON FEMINICIDIOS. Denunciamos al Estado y a sus funcionarios por incumplir las convenciones internacionales, y ser cómplice de estos crímenes, por guardar silencio, por la omisión, la negligencia, la inactividad para prevenir, sancionar y erradicar la violencia.

No nos callamos más, no nos calmamos nada. Nuestros cuerpos, nuestro territorio, nuestras decisiones. La calle es nuestra, y lo seguirá siendo. Hoy organizamos este gran paro nacional de mujeres, travestis y trans, en una convocatoria amplia y una agenda feminista, unificada y sorora, que estratégicamente enfrenta los feminicidios y el ajuste neoliberal”.

“¡Basta de investigar a las víctimas y no a los imputados!

Basta de incumplir leyes nacionales y tratados internacionales de rango constitucional que reconocen y resguardan nuestros derechos y obliga a los Estados en relación a la violencia de género.

Basta de una justicia que naturaliza la cultura de la violación, los estereotipos de género, que nos deja indefensas ante violadores, proxenetas y femicidas.

Repudiamos a jueces, juezas, fiscales que deberían garantizar protección adecuada a víctimas y sobrevivientes de violencia de acuerdo a los estándares internacionales en vez de dar impunidad a los femicidas”.

“Exigimos:
Destitución de los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale autores del fallo patriarcal que da impunidad a los femicidas por incumplir con la legislación vigente negando justicia a la víctima

Destitución y remoción de todos los jueces, fiscales y funcionarios judiciales que no cumplan con la ley 26.485 de protección integral a las mujeres.

Acceso a las audiencias de delitos de género del periodismo especializado, representantes de las organizaciones feministas y áreas de gobierno vinculadas para el debido cumplimiento del derecho a la información.

A la justicia patriarcal, misógina y machista le oponemos más feminismo.

Ni una menos.
Vivas, libres y con justicia nos queremos”.

Fotos: Mauricio Centurión
Cobertura: María Luisa Leli, Romina Brea, Bautista Veaute y Ezequiel Nieva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here