A un mes del incendio, les integrantes de El Birri continúan reclamando la reconstrucción. Qué dicen las pericias. Encuentros frustrados con la gestión municipal. Negociaciones con la gobernación electa.

En la madrugada del 31 de julio, un voraz incendio se desató en la ex Estación Mitre, ahí donde funciona desde hace dos décadas el Centro Cultural y Social El Birri. La conmoción y el acompañamiento de organizaciones barriales, sociales, culturales, fue automática. 

Pero aunque la suma de voluntades sea importante y haya sido, en gran parte, la que sostuvo a El Birri todo este tiempo, las responsabilidades antes y después del incendio, siguen siendo, por acción u omisión, del Estado. 

Las pericias

El 3 de septiembre se conocieron los resultados del peritaje realizado por los Bomberos Zapadores luego del incendio. El informe señala que el fuego se originó en el exterior de la ex estación, en los andenes –tal como lo venían señalando desde el primer día les birris–, que la fuente desencadenante pudo haber sido un “fósforo, encendedor, papel encendido o brasas”, y que el fuego fue captado por las cámaras de vigilancia aproximadamente a las 2:36 de la madrugada. Sin embargo, recuerdan desde El Birri, esa noche los bomberos arribaron a la estación recién a las 3:50.

Desde el Centro Cultural y Social hablan de responsabilidad por omisión y señalan: “La demora en la intervención mínimamente nos produce sospechas acerca de por qué si a partir de las 2:36 la cámara de vigilancia municipal ya registró el fuego, habiendo además personal policial de las PAT ubicados a 40 metros de El Birri que bien podrían haberse percatado, cómo es posible que recién a las 3:50, es decir 74 minutos después, Bomberos Zapadores se notifique que a 20 cuadras de su sede se incendiaba un Centro Cultural”.

El informe de los bomberos dio fundamento a los reclamos que desde hace años vienen realizando quienes integran El Birri y que hacen caer las responsabilidad del siniestro en el Estado municipal: “Desde hace años denunciamos que la actual gestión utiliza el andén como depósito de escombros y de los paragolpes del TC 2000. También denunciamos el femicidio de Gisela Bustamante en 2016, el encharcamiento y la problemática del dengue, que hasta hoy no han sido resueltas”, explicitan y refieren a una “desidia y abandono planificado de todo el predio y, particularmente, del andén”, justamente el lugar en donde se generó el fuego.

Se conoció el peritaje de los Bomberos sobre el incendio en El Birri

La responsabilidad estatal también recae en la no ejecución de las obras incluidas en el Presupuesto 2019, que fuera aprobado por unanimidad en el Concejo Municipal en diciembre de 2018. “Dichas obras se vienen exigiendo desde hace 6 años y son obras de mantenimiento mayor del edificio. Entre las obras que el Municipio no ejecutó se encuentran las de recambio de las aberturas por donde ingresó el fuego. El mantenimiento del edificio le corresponde al municipio según la cláusula 7 del Decreto Municipal 2370”, manifiestan.

Finalmente, indicaron que “le corresponde al Estado la reconstrucción del edificio en términos de garantizar el pleno ejercicio del derecho a la cultura, la educación y la recreación de las más de 400 personas que semanalmente circulamos y participamos de las actividades educativas y artísticas del Centro Cultural”.

Sin respuestas

El Estado municipal y El Birri cuentan con una Mesa de Gestión Conjunta –un espacio cuyo marco es la ordenanza 12.607– desde la cual se realizan acuerdos en torno al espacio. En febrero de debía realizarse la primera reunión de la Mesa de este año. A pesar de los constantes reclamos por parte de les birris, esa reunión jamás sucedió, hasta una semana después del incendio. 

“Nos reunimos el 8 de agosto con Malena Azario, secretaria de gobierno, y firmamos un acta con una serie de puntos, entre ellos, que volvíamos a reunirnos el jueves 5 de septiembre. Esa reunión fue suspendida por problemas personales de Azario y reprogramada para el martes 10”, explica Brian Murphy, de El Birri, a Pausa.

La reunión que debía realizarse el martes 10 tampoco se realizó. El encuentro que estaba previsto para las 13 en el palacio municipal se pospuso, primero, para una hora más tarde. Al momento de dar comienzo se encontraban presentes Eduardo Bavorovsky, por Cultura del Gobierno de la Ciudad; Lucas Condal, secretario de Obras Públicas, y Luciana Viñuela, directora ejecutiva del Programa Obras y Licitaciones. Allí les integrantes de El Birri fueron informados de que Azario no podría participar de ese espacio. Ante esto, se solicitó la presencia de la secretaria general del municipio, María Martín, o del mismo intendente José Corral.

“Condal consulta eso y le dicen que no”, comenta Murphy. “Entonces nosotros entendemos que no estaban dadas las condiciones para llevar adelante la Mesa, porque los temas que teníamos en el orden del día requerían que estén presentes funcionarios con poder de decisión sobre esos temas, y ellos mismos nos reconocieron que no lo tenían”.

—¿Qué evaluación hacen?

—La actitud del municipio es nefasta, ya hace una semana que vienen intentando suspender esta reunión. No tienen nada que ver los problemas personales de Azario, que está en todo su derecho de tomarse el tiempo que necesite, hay otros funcionarios que pueden tomar su lugar. Es una falta de respeto a El Birri, la muestra de una muy mala calidad institucional. Esto además se da en un día en que el intendente José Corral declaró a la prensa que desconocía totalmente el tema de El Birri, algo que no creemos que sea así. Dijo que esas preguntas tenían que hacérselas a los funcionarios del área, esos que hoy vaciaron la reunión de la Mesa. Esos dichos de Corral son sumamente violentos.

Además del pronunciamiento público, al mandatario municipal se le reclama la decisión política de asignar los recursos estipulados por la ordenanza –sancionada por unanimidad en el Concejo– que dota de cinco millones de pesos a la Mesa de Gestión Conjunta. “Entendemos que si se incendia la Sala Marechal, el Teatro Municipal, o una escuela de trabajo, un intendente o gobernador no puede tardar más de un mes en pronunciarse públicamente y asignar los recursos necesarios. Mientras eso se dilata se le niegan derechos a una comunidad inmensa de niños, jóvenes y artistas que concurren a El Birri, que trabajan en El Birri. El Estado, con este ninguneo, está negando derechos a la ciudadanía”.

A la espera

En cuanto al gobierno provincial, hay una serie de compromisos suscritos –de palabra– por la ministra de Innovación y Cultura de la provincia, Chiqui González, en la reunión que tuvieron dos días después del siniestro. Allí la ministra comprometió fondos y garantizó que se gestionará la continuidad de los recursos en las conversaciones que se están realizando en el marco de la transición de gestión.

El viernes 6 de septiembre hubo una nueva reunión con representantes del ministerio. “Lo más importante fue retomar los acuerdos que se habían hecho un mes atrás y por los que todavía no tuvimos noticias”, señaló Murphy. “Necesitamos que el gobernador se exprese sobre la voluntad de incorporar el proyecto de reconstrucción de El Birri y del entorno del predio al Presupuesto 2020 y sobre el pedido de los fondos de urgencia que realizamos para retomar las actividades cuanto antes”.

El incendio dejó inutilizada la nave central de la ex Estación Mitre y la sala técnica ubicada en el entrepiso. Hoy se han podido retomar algunas actividades en el ala este del edificio, pero les birris necesitan poder habitar cuanto antes la sala de teatro, en el ala oeste, para poder garantizar la programación ya comprometida que, además, es una fuente de ingresos para el Centro Social y Cultural. 

La cifra final de lo que implicará económicamente la reconstrucción del espacio aún no está, pero se sabe que será millonaria. Murphy señala: “Estamos esperando que nuestro equipo técnico termine de armar el proyecto de reconstrucción para tener una cifra, que será alta y que implica la reconstrucción del edificio, pero que también va a venir acompañada del proyecto que ya presentamos en varias ocasiones al municipio y nunca obtuvimos respuesta, que es atender el espacio público alrededor de El Birri. Eso no es lo más urgente pero es parte del proyecto también”. 

El cambio de gestión provincial está demorando la efectivización de algunos compromisos, por lo cual desde El Birri están manteniendo reuniones con ambos gobiernos, el saliente y el entrante. “Esa cifra millonaria que implicará la reconstrucción, necesitamos que el gobernador la mande en el Presupuesto 2020, porque si eso no sucede, si no hay una partida presupuestaria específica, no hay reconstrucción de El Birri ni este año, ni el que viene, ni el otro”, explica Murphy. “Que esté en el presupuesto nos va a abrir la puerta para poder negociar el año que viene con el gobierno de Perotti, pero aun estando en el presupuesto eso tampoco nos garantiza que se ejecuten los fondos, por eso también tenemos reuniones con gente del perottismo para ir avanzando”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here