Cupo Laboral Trans: la eterna espera

Foto: Mauricio Centurión

El 31 de octubre se cumplen dos años de la aprobación del Cupo Laboral Trans en la provincia de Santa Fe. ¿En qué instancia se encuentra actualmente? ¿Qué falta para lograr las incorporaciones estipuladas por la ley?

Por Carolina Robaina y Victoria Stéfano (*)

La Ley N° 13.902 de Cupo Laboral Trans fue reglamentada en la provincia de Santa Fe el 8 de septiembre de 2020. La política de Estado que busca la inserción laboral y la garantía de derecho al trabajo para personas travestis, transexuales y transgéneros cumplió un año y aún no es completamente efectiva. ¿Cuánto tiempo más pueden esperar las vidas trans?

Un año después

A la reglamentación se llega a raíz de un trabajo articulado entre los ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, y de Igualdad, Género y Diversidad. “También se convocó a las organizaciones, que son las grandes luchadoras y constructoras de esta ley” afirma Fernanda Medina, directora provincial de Promoción del Empleo Digno de la provincia. Y explica que hubo un gran trabajo previo: “Fue una construcción colectiva, tuvimos instancias de ida y vuelta con organizaciones nacionales, con gente del Banco Nación, con el Ministerio Nacional de Género, ya que en otras provincias también se encuentran construyendo las herramientas para el proceso de incorporación”.

El cupo laboral trans es ley en la provincia

Tres meses después, en diciembre de 2020, se crea el Registro de Aspirantes. Esta herramienta lleva el nombre de Vanesa Zabala, bandera de la lucha por el reconocimiento de la figura de travesticidio en nuestra provincia y a nivel nacional. El registro estuvo abierto hasta mediados de enero de 2021. “De algún modo había que darle cierre para generar una cohorte e iniciar el proceso de corroboración de datos”, explica Medina.

Los datos fueron enviados al Registro Civil, quienes constataron si se cumplía las condiciones como la edad (ser mayor de 18 años) o tener el cambio registral de género. “No fue requisito tener el DNI pero sí el trámite en proceso de cambio registral. Otro dato que hubo que corroborar fue la antigüedad de dos años en la provincia», dice la funcionaria provincial. Hubo muchas dudas y consultas “porque fue la primera vez. Lo importantes es que el proceso se fue generando paso a paso y el mecanismo se fue plasmando administrativamente en un circuito transparente. No hubo ningún tipo de privilegio para nadie”, aclara. Luego de constatar todos los datos, desde el Registro Civil se comunicaron con quienes cumplían con los requisitos establecidos en la ley. “Hubo algún que otro caso donde rebotaron mails, pero se les informó vía Whatsapp o llamada, tanto a quienes quedaron como a quienes no”.

Fernanda cuenta que se distribuyeron proporcionalmente los puestos en los distritos de toda la provincia y se tuvieron en cuenta los perfiles que maneja la administración pública, “se hicieron coincidir los perfiles solicitados con las personas adecuadas para cada lugar”. Y señala: “Me parece importante tener en cuenta que cuando alguien va a un trabajo tiene que tener funciones y poder desarrollar su carrera”. En esta tarea Fernanda destaca el rol de asesoramiento técnico del Área de Función Pública del Ministerio de Economía, quienes recomendaron los perfiles, teniendo en cuenta los conocimientos y características de les aspirantes. Las ternas se conformaron teniendo en cuenta esta información y a su vez, se listaron los tipos de perfiles y pedidos de las distintas jurisdicciones. Los perfiles son los de auxiliar administrativo, personal de servicios generales, ayudante de cocina, personal para tareas de cuidado de personas y operador social.

Cupo laboral trans: se realizó el sorteo para el ingreso a la administración pública provincial

El 23 de julio se realizó el sorteo en el que intervino la Lotería de Santa Fe, fiscalizó Escribanía de Gobierno y participaron también integrantes del Consejo Consultivo. A quienes salieron sorteades, se les comunicó y comenzó la organización de las entrevistas, a cargo del Ministerio de Igualdad y Género.

¿Hay binarismo en el Cupo?

Según informaron a Periódicas desde el Ministerio de Trabajo, son 293 las personas que integran el Registro Vanesa Zavala y hubo 91 que no cumplieron con uno o más requisitos.

Entre elles está Gora, una transmasculinidad de la ciudad de Santa Fe. Es migrante y tiene 35 años. Durante seis años trabajó en el marco de la Secretaría de Seguridad Comunitaria, de la que fue cesanteado a los pocos meses del cambio de gobierno, siendo explícito su proceso de transición. «Oportunamente me llegó un link de acceso para dar mi información personal. Pero la gran imposibilidad que tuvimos fue esto mismo que pasa con políticas como la Billetera Santa Fe, que te pide innecesariamente que te inscribas dentro de unas categorías binarias. Todo el espectro identitario queda por fuera».

El muchacho relata los límites con los que se encuentran las personas trans no binarias en el proceso de inscripción al Cupo en Santa Fe: «Como en ese momento no me quería inscribir como un varón ni como una mujer, no me pude inscribir. De hecho, solicitamos asesoría a través del Ministerio, en ese momento Secretaría de Igualdad y Género, y en distintas oportunidades los efectivos públicos nos respondieron que no podíamos inscribirnos porque no estábamos contemplados dentro del Cupo Laboral Trans. Tendrían que darle sus oportunas explicaciones a les legisladores que batallaron por la Ley de Identidad de Género. Porque justamente una de las pocas políticas que intenta que sobrevivamos nos excluye, por una situación tan burda como acceder a la rectificación».

Cupo laboral trans: abrió el registro para aspirantes a trabajar en el sector público nacional

Y ejerce una crítica hacia el decreto que habilitó el acceso al documento sin marca de género. «El sector migrante que es residente permanente en la provincia queda exento de la posibilidad de acceso al Cupo, al igual que toda persona que posea una identidad no binaria. Es bien claro que la normativa está expresada en términos binarios y basada en un porcentaje anual sobre un censo que no es real. El DNI con la x no es tenido en cuenta en el Cupo Laboral Trans así que asumo que sería obstaculizar las pocas políticas públicas que están activando desde un oscurantismo bastante explícito» sentencia.

Entrevistas

De las entrevistas «participaron profesionales de mi subsecretaría -Ministerio de Igualdad y Género- para acompañar todo el proceso y para garantizar de que se dé todo en un ambiente de calidad» afirma Nerea Tacari, directora Provincial de Políticas de Igualdad. Además, señala que la experiencia de entrevistas fue sumamente positiva: «Hubo predisposición para generar ámbitos de calidad, de inclusión, que las personas se sientan cuidadas».

Se entrevistaron a las 66 personas que salieron sorteadas y se seleccionaron a 26 para ingresar en esta primera etapa.

Uno de los entrevistados fue Federico Rivero, un joven padre trans de la ciudad de Santa Fe que atravesó todas las instancias de la implementación del Cupo Laboral trans santafesino. Y en su relato da cuenta del acompañamiento comunitario en ese proceso: «Me inscribí al cupo laboral trans gracias al grupo de Varones Trans de Santa Fe. Me pasaron la data y me explicaron cómo era la inscripción y gracias a ellos lo pude hacer».

«Me enteré del sorteo ya que me llegó un correo que decía que había entrado en el Cupo y tenía un número asignado» relata el muchacho. «Unos días después se hizo el sorteo y esperé con muchas ansias entrar. Cuando voy viendo la lista que pasaron en el grupo de Varones, de lo rápido que lo mire dije ‘no, no entré’. Seguía viendo y la tercera vez, ya calmado, observé con mucha atención y ahí estaba mi número, había entrado. Lloré como una hora de la emoción» relata conmovido.

Más de 320 personas inscriptas para el cupo laboral trans en Santa Fe

«Unas semanas más tarde me llegó un correo que decía que tenía entrevista el 16 de agosto, pero llegando el día me cambiaron para la próxima semana. La entrevista fue lo más. Me sentí bien, pude hablar sin trabarme y eso era un orgullo enorme conmigo mismo. Me sentí acompañado. Y si tengo que ir a otra entrevista a ese lugar lo haría sin dudarlo» relata el joven trans.

Comenta también que durante ese encuentro estuvo presente una psicóloga del Ministerio de Igualdad y Género de la provincia, pero que fundamentalmente se sintió acompañado y contenido por «mi pequeña familia de la Asociación. Ellos me alentaron y me motivaron a que vaya, ya que sentía miedo que me tratarán mal o algo así. Pero me fue super bien. Y eso se lo debo a ellos».

Con respecto al camino que resta por recorrer el joven confiesa que su expectativa «es que me digan que entro a trabajar lo más pronto posible, pero no quiero que me pase como el compañero que de un día para el otro le dijeron que no vaya más», sostiene en relación al despido de Dino Germanis en el hospital Iturraspe, en la que luego el ministerio de Salud dio marcha atrás. «Pero mi mayor expectativa es darle un futuro mejor a mi pequeño, Benjamín» concluye.

Contratos

«El próximo paso es el Ministerio de Economía, a través de Función Pública que va a notificar a todas las jurisdicciones cómo seguir con el circuito para la contratación» afirma Tacari. Los contratos son de servicio según el artículo 169. Cada jurisdicción se contactará con la persona seleccionada para la presentación de toda la documentación y «generar el ingreso lo antes posible».

El citado artículo perteneciente a la ley 12.510 faculta al Estado provincial a realizar contrataciones de servicios personales para «estudios, proyectos, programas especiales». Es decir, no forman parte de la planta permanente estatal. La normativa sostiene que «será a exclusivo cargo del contratado, las obligaciones impositivas nacionales, provinciales y municipales, así como las de previsión social y la cobertura de servicios de salud, que emanen de esta relación contractual». Es decir que les trabajadores contratades de esta manera no cuentan con obra social o aportes jubilatorios más que los realizados a través del pago de monotributo. Y la relación contractual no garantiza ningún tipo de continuidad, puede ser terminada en cualquier momento, a discreción de quien les contrate.

Dilaciones

Sofia Ayelén Vidal es una chica trans. Tiene 45 años, vive en la ciudad de Rosario y es prostituta desde los 17 años. Terminó sus estudios en 1996 y actualmente es extraccionista, tiene conocimientos de manejo de laboratorio y acompañante terapéutico y continúa formándose permanentemente en el ámbito de la salud. «No pude trabajar de otra cosa» dice en relación a la prostitución. «En ese momento existía Moralidad Publica (una brigada de la Policía provincial que se dedicaba a cazar a personas trans en el marco de los códigos contravencionales que penalizaban la prostitución y el travestismo). Nos llevaban detenidas, no podíamos estudiar. Ahora tenemos un poco más de libertad, pero a la hora del trabajo sigue siendo muy difícil», relata.

Ya rige el cupo laboral trans

La mujer cuenta que es monotributista desde hace años. «Espero llegar a cumplir 60 y tener una jubilación. Realmente tenía muchas ganas de ser una de las beneficiarias del Cupo Laboral Trans. Pero viendo la gente que articula esto, que no es transparente, no me quiero inscribir más a ningún Cupo».

Ayelén remarca que pese a las demoras lo más problemático de la implementación tiene que ver con la falta de información clara y diálogos con el Estado. «El Ministerio no está siendo transparente con el tema de la ley y tampoco lo fueron al momento de la selección. Se ha filtrado que cuatro chicas fueron elegidas de forma excepcional y entraban directamente a trabajar y no nos han informado quiénes son esas chicas y por qué han tomado esa resolución. Todas nos inscribimos y jugábamos con la suerte de ver quiénes quedaban y quiénes no. Han elegido a algunas compañeras, eso es de conocimiento público» denuncia.

La mujer también marca que se siguen dilatando los plazos: «Considero que recién para diciembre vamos a tener una respuesta positiva y sinceramente somos muchas personas las que nos inscribimos y no creo que la provincia tenga tantos puestos de trabajo. La población trans realmente sufre la dilación de la implementación de la ley. Tienen muchas expectativas de poder cambiar su vida. De poder pertenecer a la sociedad. Tener un trabajo digno. Nos vienen bicicleteando», concluye.

Saldos

«El saldo para nosotras es sumamente positivo. Seguramente hay un montón de cosas para mejorar, pero con el ingreso de las 26 personas vamos a estar superando el porcentaje que nos corresponde como Poder Ejecutivo», señala Nerea Tacari. Agrega que el Registro se volverá a abrir en los próximos meses y esperan acelerar los tiempos y procesos: «Esperemos que el año que viene no tengamos una pandemia nuevamente, que nos puso de patas para arriba. Pasó con el Cupo y con un montón de cuestiones en las que tuvimos que redireccionar nuestras acciones».

Tras un año de demoras una población descreída, vulnerada, perseguida y excluida continúa esperando respuestas claras del Estado. Como lo sostienen desde la primera presentación del proyecto en la Legislatura, les compañeres no pueden esperar. Los derechos no pueden esperar. Cupo trans es ahora.

(*) Publicada en periodicas.com.ar

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí