En Playa Norte desalojan familias durante la noche

En un operativo conjunto con fuerza armada de la Nación y la Provincia, agentes municipales desalojaron a varias familias localizadas en Playa Norte, durante la noche de ayer. Hay un video con parte de los hechos.

En un comunicado de Tramas Derecho en Movimiento, Manzanas Solidarias y Canoa Hábitat Popular, tres organizaciones de continuo trabajo en Playa Norte, Bajo Judiciales y Nueva Esperanza (Los Quinchitos) se denuncia la realización de un «desalojo forzado, solamente con la presencia de fuerzas de seguridad, sin orden de juez o funcionario competente» durante la noche de ayer 13 de marzo, en la zona norte, más próxima al antiguo basural de Mallozi, en Playa Norte.

Según señalan desde las organizaciones, los desalojos se amparan en una «supuesta infracción al reglamento de edificación urbana». Durante la noche de ayer, primero se presentaron intimaciones administrativas a los vecinos de Playa Norte y luego, con la presencia de Gendarmería y de la Policía, se expulsó a los habitantes en la oscuridad de la noche. «En las familias afectadas hay niños y personas con discapacidad que ven afectados sus derechos humanos básicos y que requieren de la protección del Estado y no su violenta desprotección», explican en el comunicado.

Además, se denuncia que «se llevaron pertenencias de las familias desalojadas, configurándose sustracción ilegal de bienes, incumplimiento de los deberes de funcionario público, violación del derecho de defensa, entre otros graves delitos». Otra irregularidad indicada es que las organizaciones intentaron comunicarse con «la Fiscalía de turno sin obtener respuesta alguna». Finalmente, afirman «Que las familias se encuentran en estado de alerta y movilización y que requieren el inmediato esclarecimiento e investigación de lo sucedido, la atribución de las responsabilidades correspondientes, la devolución de lo sustraído ilegalmente a las familias y la reparación integral de los daños sufridos».

Habló Corral

Durante la mañana de hoy 14 de marzo, el intendente José Corral efectuó declaraciones radiales sobre el tema: «El municipio no tiene fuerzas de seguridad. Nosotros, cuando hay situaciones de usurpaciones o nuevos asentamientos que no están permitidos, tenemos que cuidar que las edificaciones se hagan de acuerdo a la regla. Los vecinos de toda la ciudad siempre nos reclaman que actuemos rápido cuando se están produciendo y eso fue lo que hicimos. A veces recurrimos, por supuesto, a las fuerzas de seguridad, dentro de las normas que tiene el propio municipio».

Una larga historia de violencia

Sin importar el signo político municipal, los habitantes de Playa Norte y Bajo Judiciales siempre se vieron amenazados por el Estado. Ya va más de una década de desalojos por goteo, con mayor o menor grado de violencia, yendo desde procedimientos administrativos o judiciales bajo norma hasta el uso de topadoras o fuerzas de choque irregulares, como la Guardia de Seguridad Institucional.

Pese a que las organizaciones que colaboran en el barrio presentaron un proyecto para su urbanización y a que numerosa cantidad de vecinos realizaron sus trámites de regularización dominial, el territorio sigue siendo una porción de la ciudad en clara disputa. Durante la gestión de Martín Balbarrey se pretendia «continuar» la Costanera pasando por encima de las casas. Luego, en la gestión de Mario Barletta se elaboró un faraónico proyecto de urbanización de alta gama, que requería el retiro de los residente.

En ese entonces, se habilitó el emplazamiento de un basural donde descargaba sus residuos la firma Mallozi, conocida por proveer containers para el retiro de escombros, y otras actividades de la construcción. Fue entonces cuando el basural multiplicó su tamaño y la zona de Playa Norte, que hasta principios de siglo seguía siendo de las más bellas de la ciudad, se arruinó completamente. Tras sucesivas denuncias de las organizaciones el basural, cuya existencia era oficialmente negada, se clausuró.

Finalmente, durante la gestión Corral se construyó un nuevo asentamiento, barrio Nueva Esperanza, donde se comenzó a trasladar a parte de los pobladores de Playa Norte y Bajo Judiciales, generalmente en peores condiciones de las que se encontraban antes. Por ello se llama a la zona «Los Quinchitos». Actualmente, el nuevo barrio mejoró respecto de su situación original.

Más cerca en el tiempo, en 2014 las organizaciones sociales que trabajan en la zona elaboraron en conjunto con los vecinos un proyecto urbano para el lugar, que fue presentado en el Concejo Municipal. Sin embargo, no prosperó.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here