Con el encuentro todavía en la piel, tres santafesinas le ponen letra y fotos a la experiencia que vivieron en Trelew.

Si una palabra define este encuentro plurinacional, es amor. Desde la primera charla durante el viaje no podemos dejar de hablar de amor y de sentirlo por cada una de las que compartimos miradas, mates, experiencias y sentires. También nos llega, a través de mensajes, el amor de las compañeras y amigas que se quedaron.

Y lo decimos empoderadas porque no es un amor romántico, no hay medias naranjas, es un amor colectivo, en racimo, no es heteronormado, es entre mujeres, no es opresor, es liberador al punto de llorar de emoción.

Cantamos “nos tienen miedo porque no tenemos miedo” y se nos eriza la piel de sabernos así, juntas, deseantes y sin miedo. Lloramos de feminismo al ver la inmensidad de lo que somos en cada charla y en la marcha que es mar, que olea subiendo y bajando las calles empinadas, que nos arrastra a soltar un sapukay inevitable, ese que nuestras ancestras guaraníes nos legaron.

Y nos vemos en la necesidad de abrir esta lengua tan española y colonizante que ya no tiene palabras que nos digan, que digan lo que estamos sintiendo, recurrimos a la sabiduría ancestral presente en el encuentro y nos sentimos pu lamngen, hermanas. Unidas. Nos amamos y es hermoso.

 

Texto: Verónica Martín
Fotos: Victoria Martín y Pilmayquen Passerini

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here